domingo, 1 de julio de 2012

Crónica de la Semana Santa 2012 Montilla (I)


Viernes de Dolores:
El Viernes de Dolores en Montilla, es típico de sones de trompeta, de repiques de tambor, de mantillas, de ofrendas florares, de visita de iglesia a iglesia.
El Viernes de Dolores comenzó en Montilla con la salida de la Agrupación Musical-Cultural “La Unión” desde su sede, donde, como cada año, realizan su particular pasacalles por las ciudades de Montilla, para ofrecer parte de su repertorio a las hermandades montillanas. Esta agrupación cada año sorprende más a su pueblo y a la gente que los escucha, y para este fiel servidor, se están convirtiendo con mucha fuerza en una de las mejores agrupaciones no sólo de la provincia de Córdoba, sino de toda Andalucía. Esperemos que durante muchos años, la Unión nos siga brindando su repertorio.
La banda de Nuestro Padre Jesús Preso, acompañado también de su cuerpo de lanceros, quisieron brindar sus marchas a su Hermandad, y a la Hermandad del Nazareno. En estos dos lugares mostraron todo lo mejor de su repertorio. Me alegra que esta banda, cada año intente superar cualquier tipo de problema, y luchen por lo que quieren, que es nada más y nada menos el que esta banda salga adelante.
Pero si el Viernes de Dolores se caracteriza es por sones de Centuria, estandartes y mantillas, si, la tradicional ofrenda floral ofrecida por la Centuria Romana Munda, acompañada de mujeres montillanas de todas las edades, donde se hace ver que esta tradición continuará. Es impresionante ver la cantidad de mantillas que cada año acompañan a la centuria para realizar la ofrenda floral a todas las Reinas de Montilla. Fue una noche de Viernes de Dolores agradable, con buen tiempo y donde todos los montillanos pudimos disfrutar.

Sábado de Pasión:
Sí, puede ser que en este día la Semana Santa de Montilla, no tenga ni procesiones, ni desfiles ni nada por el estilo, pero tiene algo de lo cual se siente orgulloso, y esto es nada más y nada menos que la representación dramática “La Pasión”. Probablemente la más famosa de Andalucía y de las más famosas en España, cada año consigue atraer a miles de personas para admirar esta representación, que mejora cada año.  Ya son 21 ediciones en las que los actores, (ninguno de ellos profesionales), nos cautivan con su caracterización y su representación en el escenario. Y esto no lo forman sólo las personas que representan a Jesús, María y los apóstoles, lo representan centenares de personas que desarrollan un papel importante, pero sin ellos, esta obra no sería lo mismo. Les aconsejo que la vea el próximo año, no se lo pierdan.

Domingo de Ramos:
Este año, el Domingo de Ramos tuvo un protagonista destacado: El Sol.
Todas las previsiones daban agua, pero los milagros ocurren, y este fue uno de ellos. Al levantarse, todos los niños miraron con una sonrisa el cielo; sí, su Borriquita saldría a la calle, y ellos estrenarían (la gran mayoría) un sudario, un fajín, una túnica y una rama de olivo.
A las 12.00h en la Iglesia Santuario de María Auxiliadora (colegio salesiano), la cruz de guía asoma la puerta, y tras ella, salen detrás la felicidad en persona. Cada niño formando dos filas salen contentos de poder procesionar, ellos abren la Semana Santa, quien mejor que los niños podrían abrirla. A los sones de la Banda de CC.TT de Jesús Preso, la Borriquita, portada por alumnos del colegio, recorrería las calles de Montilla, como una Hermandad Salesiana que es, llena de alegría y devoción. Montilla oficialmente ya ha empezado su semana mayor…
A las 14.15h, se encerrará la Borriquita y todos los niños se irán contentos a sus casas de haber podido acompañar a “su Cristo, su Hermandad”.
Da tiempo para ir a comer, un paseo y poco más, porque a las 18.15h un nazareno ataviado de una túnica negra y capirote llamará a las puertas de la Parroquia de Santiago, que está observada por una calle Iglesia llena hasta la bandera, donde no cabe ni un alfiler.
Empiezan a desfilar filas de nazarenos, hasta en el momento que se oye un martillo, un llamador, donde toda la gente silencia. De repente, Manolo Alférez se dirige a mandar la espectacular salida de esta Hermandad, de mucha dificultad. “Vámonos de frente”, “La izquierda atrás un poquito”, “Menos la derecha alante”, mientras suenan esas frases, centenares de personas atienden a uno de los momentos mágicos de nuestra semana mayor, y tras asomar el trabajo de esta enorme cuadrilla, su Cristo, el Cristo de la Juventud está otro año más en la calle. A los sones de marcha real, “Tras de ti mi cautivo” y “Triunfal” interpretada por la Agrupación Musical “La Unión”, Cristo vuelve a vivir entre los jóvenes. He de reconocer que siempre se me pone el vello de punta al ver la salida, al igual que se me está poniendo ahora al redactarlo.
Otro año más, esta hermandad nos brindará una estación de penitencia que no tiene desperdicio, y más este año con la fase nueva del paso, que por cierto, está precioso.
Sus pasos por las calles Cuesta del Muladar, Calle la Gavia, y la Calle “Costal”, son admirables de ver y de disfrutar.
Y a la entrada, lo mismo, centenares de personas mirando, y una última llamada a mi amigo “Gabry” y una “levantá” dedicada al pueblo de Montilla, Olé hay Juanjo de la Torre. Y poco a poco, el Cristo de la Juventud va volviendo para su templo y nos hizo disfrutar de un Domingo de Ramos antológico.
Si algo quiero destacar este año 2012, es la conexión que hay banda-costaleros, parecía que este paso fue creado para esta banda y esta banda creada para este paso, excelente trabajo de las dos partes.

Lunes Santo:
Día de mirar todos nuestros pecados, nuestros males, nuestras acciones y pedir perdón por ellas.
A las 21.00h, en la Iglesia de San Agustín, y con el tiempo permitiendo la salida, el Cristo del Perdón saldrá para realizar su estación de penitencia.
El crucificado, acompañado en primera instancia de tambores roncos, es portado por mujeres costaleras, de manera elegante, con cortesía, como se merece pasear al señor. La Hermandad pudo realizar su estación de penitencia completa, sin ningún contratiempo.
Destacar el acompañamiento de la Banda de Música ecijana “Amueci” que viene acompañando al Cristo durante estos últimos años, y la cual está considerada como una de las mejores de Andalucía. Destacar este año la salida, su paso por la calle  Ortega y la Entrada.

Martes Santo:
Este año, el Martes Santo estuvo pasado por agua todo el día, pero como si de otro milagro ocurriese, de 20.00h a 2.00h, había un claro en el que había muy pocas posibilidades de agua. Las hermandades supieron aprovecharlo para realizar su estación de penitencia, ninguna se quedo dentro.
A las 20.00h, la Hermandad del Zacatecas, salía a la calle, una Hermandad diferente al resto, de una serenidad incontestable, una buena presencia. Y por las puertas de Santiago, sale el Cristo de Zacatecas (una de las imágenes más conocidas y valoradas de Montilla) acompañado de su Madre del Socorro, para pasear por las calles de Montilla, acompañado por el toque de cornetas de la Brigada de Infantería “Guzmán el Bueno X”, además de por su cuerpo militar, que durante el recorrido van haciendo malabarismos con las armas, llamativo tanto para pequeños como para grandes.
Este año debido a la previsión de lluvia, se hizo un pequeño recorte en su recorrido, pero que no impediría su lucimiento. Destacar su paso por el Paseo de Cervantes, una de las imágenes mágicas de nuestra semana mayor.
Mientras a las 20.30h, en otra barriada de Montilla, en el barrio de las “Casas Nuevas”, todas las miradas están fijadas en el cielo. La hermandad decide salir a la calle. Debo de brindar por la valentía de esta hermandad, por la cual me quito el sombrero, ya que a pesar de su falta de costaleros y diferentes problemas de última hora, decidió salir adelante. Desde aquí le mando mi aplauso más sincero y hermoso a la valentía de las mujeres que se atrevieron sin preocupación meterse en el varal de su Cristo, para que pudiera salir a la calle. Es la primera vez que la Santa Cena es portada por alguna mujer en la historia, asique mi aplauso y gratitud más sincera a Miriam Ruz, Eva, Soraya…, vuestra Señor os lo agradecerá.
Tras salir, hemos destacar que el punto clave de esta hermandad es el paso por la Plazuela de la Inmaculada y por el Convento de Santa Ana, donde las monjas ofrecen sus rezos  y cantos a Nuestro Padre Jesús en su Sagrada Cena y Nª Sra. De la Estrella. El Cristo este año fue acompañado por la A.M. Arroquia Martínez de Jodar (Jaén) y la Virgen de la Estrella por la Banda Municipal de Música de Hornachuelos.
Pero no todo fue bueno para esta hermandad, al pasar el paseo de las Mercedes, empezó a llover, lo que prohibió a esta hermandad y a su barrio, disfrutar del baile que realizan cada año el Cristo y la virgen, una de las imágenes más características de nuestra Semana Santa.
Y a las 21.00h, en la Casa de Solano, se abrieron las puertas, para la que es sin duda la salida más “espectacular” y difícil de toda la semana santa Montillana. Tras el primer paso de nazarenos, el Cristo de la Humildad se acerca a la puerta, en la que sus hermanos costaleros, se ponen de rodillas, y a la voz de Luis Narváez van avanzando “poco a poco”, con el único ruido de las rodilleras, el Cristo de la Humildad, a los sones de la A.M la “Unión”, está otro año en la calle, y da la revirá hacia la Corredera, alejándose del templo solanista y dando paso a su madre, María Santísima de la Caridad.
Al llegar a la altura de la puerta, al paso de la virgen se le retiran las patas, por lo tanto el paso es dejado abajo del todo en las ruedas, mientras tanto, los más pequeños del paso, se meten dentro, y tendidos, tiran a través de su costal de la Madre de Dios. El esfuerzo que realizan es impresionante, pues el peso es llevado por ellos solo. Pero los “ratoncitos del paso” (como nos gusta llamarlos), son pequeños, pero grandes de corazón. Tras pasar las rampas, todos los costaleros levantan el paso, para que sus patas sean puestas de nuevo. Tras la primera levantá al cielo, se produce la revirá a los sones de la Banda de Música “San Salvador” de Cabezas de San Juan,  y su continuación hacia el recorrido.
Cabe destacar el cambio de recorrido, pasando este año por la Calle San Sebastián arriba, donde se dejo una de las imágenes más bonitas y novedosas de este año, que esperamos que se repita cada año para disfrute de todos los cofrades montillanos. También es destacable, su paso por las calles Alta y Baja, y la calle la Gavia, donde los costaleros de la virgen cantaron el “Dios, te salve María”.
A la llegada, el Cristo hizo su peculiar levantá y revirá al son de la marcha “Costalero”, el cual concluyó cuando el paso estaba entrado en su templo. Tras esto, lo que se temía ocurrió. Empezó a llover, la virgen se apresuró al llegar al templo, pero debido a su complejidad para entrar, no fue todo tan rápido, a pesar de todo, los aplausos de la gente hizo que los costaleros (yo entre ellos), me emocionará, y creyera que la madre de Dios lloraba de alegría por el paseo que sus hijos costaleros le dieron. Y otro año más el Martes Santo Montillano acabó.

Miércoles Santo:
El Miércoles Santo es sinónimo de silencio, de oración, pero sobre todo de Amor.
De nuevo el cielo aparecía encapotado, pero no había riesgo de lluvia, por lo que a las 23h, las cortinas que cubrían el colegio Salesiano, se descorrían para dar paso a una cruz de guía que iría acompañada de cientos de nazarenos (es la hermandad que mas nazarenos tiene), que a través de la estación de penitencia, realizarán un Vía Crucis, dirigido por el padre salesiano Paco Mármol. Tras una humareda, y al sonido de tambores roncos, se ve la silueta y llegada del Cristo del Amor, uno de los Cristos que más devotos tiene en Montilla. La hermandad representa el silencio, la oración, el respeto,  y el pueblo de Montilla les ayuda y acompaña.
Lo grandioso de esta hermandad es que cada año cambia su recorrido y toma diferentes caminos, para que Cristo pueda recorrer Montilla y llenarla de Amor y Bondad. Este año si me tuviera que quedar con un sitio, sería a su paso por la Capilla del Sagrado Descendimiento, era la primera vez que el Cristo pasaba por delante de la Capilla, y fue como si el Cristo del Amor la bendijera. Tras esto, otras de las imágenes de nuestra Semana Santa es la Saeta de Luis Pérez en el palacio de Justicia. A las 2.00h, y tras el Vía Crucis, los hermanos penitentes tienen un rato de oración en la intimidad de la casa salesiana.

Jueves Santo:
Se presentaba un jueves soleado, con algunos nubarrones, pero siempre despejado.
A las 9.00h de la mañana, el cuerpo de romanos de Nuestro Padre Jesús Preso, realiza la ya tradicional “Diana”, donde se pasean por las calles de Montilla anunciando que ya es Jueves Santo, y por lo cual Cristo será vendido por 30 monedas de plata en el Getsemaní Montillano; La Plaza de la Rosa.
Pero a medida que avanza el día, se va encerrando el Sol y saliendo las temibles nubes.
19.00h, Plaza de la Rosa, llena a reventar, no cabe un alfiler. Está chispeando, todos los costaleros pendientes de una junta de gobierno, de una decisión que decida si su ilusión de un año entero se cumple o no. Último parte meteorológico: tregua de lluvia hasta las 23.00h. Se toma la decisión de recortar el recorrido.
Se abren las puertas de la Rosa, la Oración en el Huerto sale a los sones de la A.M “Virgen de las Angustias” de Cabra. Y Tras él, “el Moreno de la Rosa”, a los sones de “El Moreno de la Rosa”, interpretada por la A.M. La “Unión” (que a mi parecer, sigue siendo la mejor marcha propia que tiene la Unión). Tras el final de la marcha, el paso es detenido en mitad de la plaza, donde Judas, va buscando a Jesús, y tras encontrarlo avisa al cuerpo de lanceros de Jesús Preso, que ejecutan “El Prendimiento”, el acto más simbólico de la Semana Santa Montillana. Ya antes había salido el Cristo de la Columna portado por “sus niñas” costaleras, que cumplían XXV aniversario desde la primera vez que portaron a su señor. Y seguidamente, salió la Reina de Montilla, Nuestra Señora de la Esperanza a los sones de la Banda Local “Pascual Marquina”.
Tras esto, tomaron el mismo recorrido, pero recorrieron por toda la calle Escuelas, bordeando Plazuela de la Inmaculada, y tirando por la Corredera.
Pero desgraciadamente, la lluvia hizo su aparición antes de tiempo, y a la altura de la entrada a la Plaza de la Rosa, a la Oración; a la altura de Lotecnic al Preso; Galaxia a la columna y Manolito Aguilar a la Esperanza, todos aceleraron para que sus imágenes no sufrieran daños algunos. Y aunque se vieron algunos llantos, la alegría y satisfacción de que “el Moreno” y la Esperanza salieran a la calle, secó toda lágrima.

Madrugá:
Barrio de San Sebastián, 00.00h, los Montillanos se desplazan hasta el Llanete la Cruz, pero hay un inconveniente: la lluvia.
La lluvia no cesa en ningún momento de la noche, por lo que la Hermandad de la Misericordia decide por segundo año consecutivo (una lástima) quedarse encerrada por las inclemencias meteorológicas. Dentro del templo se realiza un Vía Crucis, donde permanecieron todos los hermanos.

Viernes Santo:
Día grande en Montilla. El día se despierta con un Sol radiante, por lo que la gente a las 9 de la mañana, ya abarrotaba la calle Ancha. Pero este año, y por culpa del tiempo de nuevo, el recorrido se recortará, y en vez de pasar por calle Enfermería, pasó por Cuesta del Muladar.
A las 9 de la mañana, los 4 pasos (Rescatado, Nazareno, Yedra y Dolores), salen para que el pueblo de Montilla les transmitan sus rezos. Acompañados por la Centuria Romana Munda, La A.M. “La Unión”, y la Banda de Música “Ciudad de Atarfe”, la procesión se dirige hacia ya la habitual visita al Paseo de Cervantes.
A las 11h los pasos ya estaban ubicados en sus respectivos lugares, cuando al son de la marcha real, el Nazareno y la Virgen de los Dolores, bendicen los campos de Montilla. Acto seguido la procesión toma rumbo a la Calle Juan Colín. A las 13h los pasos llegan a la plazoleta de San Agustín, donde nuevamente, el Nazareno y la Virgen de los Dolores realizan sus bendiciones, pero esta vez al pueblo de Montilla. Además también se realiza el acto de la Lanzada, realizado por la Centuria Romana.
Tras un descanso, en el que el cielo dio tregua; la gente se abarrota en la Calle San Francisco Solano, para ver la salida de la Hermandad del Sagrado Descendimiento. Sinceramente, aquello parecía la misma Calle Pureza (Triana, Sevilla), se notaba que la gente quería Semana Santa.
A las 19h, el cielo estaba nublado, pero la hermandad fue valiente y la cruz de guía asomo la calle. Empezaba a chispear, el cielo hizo el intento de que la hermandad se quedara dentro… pero la lluvia cesó, y la hermandad siguió adelante.
De repente los sones de la banda de CC.TT del “Rosario” de Cádiz (para mí, la mejor banda que ha pisado Montilla esta Semana Santa) hacían sonar una marcha de corte clásico, y de repente, sonó la Marcha Real. El pueblo de Montilla empezó a aplaudir con alegría, un “barco” de esas dimensiones siempre da gusto verlo. Todo trascurría con normalidad cuando de la nada empezó a llover. La hermandad tuvo que llegar hasta Santa Ana para que el paso diera la “revirá”. De repente, escampó, pero lejos de la realidad… acto seguido diluvió por Montilla, los costaleros dieron zancada tras zancada para que el Señor se recogiera pronto. Una gran pena, que se mojara y no pudiéramos disfrutar de este pedazo de paso y de este pedazo de banda, que nos hubiera regalado una noche de Viernes Santo antológica.
A las 20.30h, en la Iglesia de San Agustín y tras la “tromba” de agua que estaba cayendo, la Hermandad del Santo Entierro no decidió salir por segundo año consecutivo. Dentro de la Iglesia se realizó un Vía Crucis en el que pudo participar todo el pueblo de Montilla.

Domingo de Resurrección:
A las 10.45h desde la Parroquia de Santiago, entrando el sol por las vidrieras, sale la Cruz de Guía que nos indica que Cristo ha vencido a la muerte, que Cristo ha Resucitado. Acompañada por todas las Hermandades de Gloria y de Pasión, el Resucitado sale a las calles de Montilla para transmitir la Alegría de la Resurrección. Tras él, su madre María, nos trasmite la Paz al mundo y la Alegría de una madre. Es una pena que este año esta Virgen vuelva a salir sin palio.
Mientras y con la Plaza de la Rosa de testigo las Tres Marías (María Magdalena, María de Cleofás, Y María de Salomé) son portadas por mujeres costaleras hacia el encuentro del Señor, que tendrá lugar en la residencia salesiana.
Esta hermandad ha podido realizar este año su recorrido completo, gracias a que el tiempo acompaño desde el primer momento. La Banda de Jesús Preso acompañaba a las Tres Marías,  la Banda de CC.TT del Señor de la Humildad Virgen de las Angustias y Soledad de La Rambla al Cristo, y la Virgen era acompañada por la Banda de Música Montillana Pascual Marquina.
Este año como novedad, delante del paso de Cristo, iban dos romanos escoltándolo.
Al llegar de nuevo a Santiago, las Tres Marías presenciaron el encuentro entre Jesús y su Madre, donde durante los compases de una marcha, soltaron palomas blancas de la paz.
Acto seguido, las Tres Marías, Nuestro Padre Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz dijeron adiós a la semana mayor de Montilla, a la semana que miles de personas esperan durante un año, y que se escapaba de las manos.
Esta ha sido la Semana Santa 2012, una Semana Santa diferente, pero impresionante, donde se junta el costal con la almohadilla; la trabajadera con el varal; el silencio con el bullicio; lo moderno con lo clásico; la alegría con la tristeza; la faja con el fajín; una zapatilla de esparto con un hábito de nazareno… pero un único sentimiento, la FÉ en DIOS.
Y recordad, ya sólo quedan menos de 365 días para disfrutar de nuestra semana mayor.
UN ABRAZO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario